¿Cuánto cuesta un cerrajero de urgencia o 24 horas?

Si está tratando de aproximarse al coste de los servicios de un cerrajero urgente, a continuación intentaremos realizar una aproximación para que pueda tener una idea de cuanto le costará en caso de necesitarlo. Decimos una aproximación pues decir exactamente cuál será el precio es imposible debido a la gran cantidad de factores que inciden en él. Solo por citar algunos podemos mencionar el tipo de servicio requerido, la cercanía del profesional al domicilio y la cantidad de oferta de este tipo de profesionales en el sector.

¿Cómo conseguir a un cerrajero barato?

Al igual que sucede con otros sectores, en la cerrajería los precios son muy variables. Esta es la razón por la que al comenzar a buscar un servicio nos encontraremos con tecnicos que resultan muy baratos, con otros cuyos precios son intermedios y con los que ofrecen unas tarifas muy elevadas.

Este criterio del precio no puede por lo tanto ser utilizado como un indicador de la calidad de los servicios, pues algunos pueden ser costosos pero el trabajo que realizan está muy lejos de la excelencia, en tanto que otros que por ser muy baratos nos hacen dudar al momento de contratarlos. Tal vez al hacerlo nos sorprenderemos de lo bien que resultó tanto la solución ofrecida como el trato hacia el cliente.

Como siempre hay quien quiere lucrarse en exceso durante una emergencia, este factor de tarifas por los servicios debe tratarse con cautela. Al buscar un servicio de cerrajería se consigue de todo, profesionales caros pero que ofrecen un nivel técnico y una atención que siempre le dejaran satisfecho, cerrajeros baratos y cuyo servicio es económico porque no tienen mucha experiencia o quizás no cuentan con suficiente formación técnica por lo que lo más probable es que el resultado no resulte demasiado bueno. También hay precios intermedios en los que habrá buenos profesionales, pero también encontraremos a los que calificaríamos con 5 puntos, si usáramos la escala del 1 al 10 o los que obtendrían un soberano 0.

Así pues no nos fiemos mucho del precio al momento de seleccionar a un cerrajero, tratemos de utilizar otras variables adicionales para tomar la decisión pues respecto a este todas las posibilidades pueden resultar, o bien que paguemos más de lo debido pero quedemos satisfechos o que por pagar muy poco nos encontremos con un problema mayor al poco tiempo.

Como recomendación general tratemos de hacer caso de los refranes, pues ya sabemos que ellos usualmente tienen algo de cierto pues son la conseja popular, así que, consideremos que lo barato siempre sale caro pero no olvidemos que tampoco es cierto que lo más costoso resulta siempre óptimo. No nos queda entonces más remedio que utilizar otros elementos como pueden ser  la recomendación de familiares y amigos y actualmente hasta los comentarios de otros clientes en las webs de las empresas pueden resultar orientadores.

Existen otros elementos de importancia al momento de contratar un cerrajero urgente, como por ejemplo la disponibilidad para atender el servicio cuando lo solicitamos, la rapidez, el tipo de materiales y marcas con los cuales trabajan, etc.  Por mencionar solo algunos de los que nos pueden ayudar a seleccionar uno u otro.

¿Cuánto cuesta un cerrajero urgente aproximadamente?

A pesar de parecer repetitivos debemos insistir en que no es posible dar un precio fijo por la cantidad de variables que influyen en una tarifa, sin embargo en lo adelante trataremos de enumerar todos los elementos que pueden incrementar o abaratar el coste del servicio para luego señalar un precio promedio que pueda servir de orientación en el momento de seleccionar una empresa de cerrajería.

Lo primero que debemos precisar es el concepto de urgencia, pues evidentemente este será un determinante importante en el precio que pagaremos por los servicios de un cerrajero.

Una urgencia significa que se requiere la atención inmediata, lo que seguramente nos llevará a buscar una empresa que trabaje los 365 días del año y que lo haga las 24 horas del día. Hablando de precio es fácil comprender que no es lo mismo tener la necesidad de contratar un cerrajero con la máxima urgencia que se desplace a cualquier hora o día de la semana a poder tener la posibilidad de contratar a un cerrajero que nos agenda con prioridad convencional y que nos brinde el servicio en el horario normal de atención al cliente.

En el caso de un servicio de urgencia evidentemente la tarifa será más elevada pues ello significa que un trabajador se dirigirá a nuestra casa, por poner algunos ejemplos,  en la mitad de la noche, en la madrugada o durante un día festivo. Aunque hay diferencias entre los precios que cobran por esta clase de servicios entre las diferentes empresas, seguramente ya habrán imaginado que estos desplazamientos inmediatos supondrán un recargo adicional en el coste del servicio por responder a un caso especial.

En todo caso debemos también dejar claro que independientemente de que busquemos un servicio contratado con carácter de urgencia o si por el contrario nuestro requerimiento puede ser atendido dentro del horario regular de una empresa de cerrajería, lo que si debemos saber es que al no existir una regulación de precios, cada uno de estos profesionales tiene total libertad de fijar sus precios. Será el mercado el que actuará como un regulador al dejar por fuera a aquellos que a criterio de los consumidores resulten inconvenientes. Esto da la posibilidad a los clientes de decidir por sí mismos cual es un precio conveniente por la clase de servicio que reciben.

Como lo prometido es deuda ya va llegando el momento de acercarnos a los precios promedio de un servicio de cerrajería de urgencia conforme a lo que encontramos durante una investigación de mercado.

Seleccionamos para el análisis el caso que resulta más frecuente al momento de solicitar los servicios de un cerrajero de urgencia. Este es aquel en que ya sea por haber perdido las llaves de la casa o de la oficina o por haber sido objeto de hurto de las mismas, la situación en la que se encuentra el cliente es que no puede ingresar y por lo tanto está en la mitad de la calle, lo que significa que necesita la ayuda de un cerrajero lo antes posible.

¿Cuánto puede costar un cerrajero 24 horas?

El tipo de servicio de urgencia que seleccionamos para detallar los factores que incidirán sobre el precio final, es el que conforme a las estadísticas resultó ser la situación que más frecuentemente ocurre y el que lleva a las personas a solicitar los servicios de un cerrajero de urgencia. Ello además de que resulta el caso perfecto para visualizar lo que significa una emergencia de cerrajería y para enumerar todas las variables que inciden en el coste de resolución.

Comencemos por plantearnos la situación donde la necesidad de abrir una puerta ocurre en un día hábil, es decir de lunes a viernes  y durante las horas laborables convencionales. En este caso aunque sin olvidar las diferencias que puedan darse entre los distintos profesionales, como ya hemos indicado en repetidas oportunidades durante este texto, la persona afectada tendrá que pagar un precio.

Si en el supuesto anterior cambiara alguna de las condiciones, por ejemplo la hora en la que se necesite o que el día fuera festivo, entonces la situación será distinta ya que la tarifa nocturna y la de días festivos, es por supuesto más elevada que la que los profesionales suelen cobrar en días y horarios laborables.

Para que se puedan hacer una idea de lo mucho que se incrementa el coste del servicio de un cerrajero de urgencias podemos decir que por acudir fuera de los días y horas laborables, la tarifa se podrá disparar hasta un gran rango. Esto no significa que todos los profesionales cobraran este adicional por acudir a solucionarle un problema de perdida de llaves durante la noche de un fin de semana, pero como estas tarifas promedio son  producto de un análisis de lo que encontramos en el mercado con toda seguridad oscilaran entre estos valores. Recuerde sin embargo que puede preguntar a un cerrajero de urgencia y obtendrá un valor exacto.

Debemos hacer una última precisión y esta es que el rango de precio indicado anteriormente es el coste de abrir una puerta convencional, es decir no es aplicable en el caso de puertas acorazadas o de seguridad, ni tampoco cuando la situación particular que encuentre el cerrajero, suponga la necesidad de emplear equipos adicionales o materiales para sustituir una pieza que resulte deteriorada durante la prestación del servicio de apertura.

Para evitar sorpresas de última hora, debemos advertirle que normalmente el  importe del cambio de cerradura, considerando tanto el coste de la nueva pieza, como los honorarios de la mano de obra por su instalación, serán cobrados aparte. Esta es la razón por la que la mayoría de los cerrajeros ofrecen entre sus bondades el abrir puertas sin necesidad de romper, pero este es asunto de otro texto.